Inicio / Canonización

Canonización

NEWMAN SERÁ CANONIZADO EN ROMA EL DOMINGO 13 DE OCTUBRE

Esta fecha de la misa de canonización en San Pedro de Roma, el domingo 13 de octubre, queda providencialmente cercana al 9 de octubre, día establecido desde la beatificación en 2010 como memoria litúrgica, el día en que Newman se convirtió en 1845 en Littlemore, haciendo la profesión de fe católica ante el padre pasionista Doménico Barberi.
Con gran alegría habíamos recibido el 13 de febrero pasado la noticia de que el día antes, 12 de febrero, ante la Congregación para la Causa de los Santos, el Papa había aprobado el milagro ocurrido por intercesión del beato John Henry Newman, asegurando así su pronta canonización.
El milagro es la curación de una mujer embarazada, cuyo nombre no se ha dado a conocer aún, una abogada de la Arquidiócesis de Chicago, Estados Unidos, que fue sanada de manera inexplicable en 2013, luego de pedir la intercesión del beato John Henry Newman mientras sufría de una hemorragia interna imparable que la llevaba a ella y a su hijo a la muerte. Oró a Newman después de ver por televisión una entrevista al padre Ian Ker, realizada en el canal ETWN hace años, donde el famoso teólogo inglés y experto en Newman habla sobre su vida y obra. La mujer “había sido devota de Newman durante mucho tiempo, y en oración invocó directa y explícitamente la intercesión de Newman para detener la hemorragia; la curación milagrosa fue inmediata, completa y permanente, y el niño nació de forma normal”, dijo el padre Ignatius Harrison, que es el Postulador de la causa y superior del Oratorio de Birmingham, que Newman fundó en 1849, después de su conversión al catolicismo.
El padre Harrison agregó que esta noticia “será bienvenida por católicos y anglicanos, y muchos otros. Newman fue una figura central del Movimiento de Oxford en la Iglesia de Inglaterra, y esto lo ayudó a hacer una contribución teológica y espiritual única al catolicismo después de su conversión en 1845. El largo peregrinaje espiritual de Newman ‘de las sombras y las imágenes a la verdad’ alienta a todos los cristianos a perseverar en su búsqueda de Dios por encima de todo.
Su conversión al catolicismo es un claro ejemplo de cómo Dios usa de todas las  circunstancias de nuestras vidas para atraernos a Él, en el buen tiempo adecuado y de muchas maneras”.
Lo notable, además, es que ese programa de ETWN que ella vio y que la impulsó a pedir la intercesión de Newman, es el mismo programa que vio en el año 2000 el diácono Jack Sullivan, de la diócesis de Boston, enfermo de una dolencia en la columna vertebral que le impedía caminar. Pidió también la intercesión de Newman, y fue curado inmediatamente, un milagro que permitió la beatificación de Newman en 2010.
Este segundo milagro realizado en una mujer embarazada, cobra una actualidad notable en el mundo actual, ya que Newman, como decimos aquí en la Argentina, ha salvado “las dos vidas”.
Estos días que faltan hasta la canonización tendrán que ser vividos como una ocasión sin precedentes para meditar en la vida de Newman, leer sus escritos, y orar con ellos. Es una ocasión también providencial para pedirle por la Santa Iglesia, la que él tanto amó y por la que tantos sufrimientos ofreció, ya que hoy se encuentra sacudida por una tormenta no vista antes ni por los más ancianos de nuestros días. La misma actitud de Newman ya católico ante las dificultades eclesiales de su tiempo puede ayudarnos a confiar en el poder de Dios y en los inescrutables caminos de su Providencia, a la cual Newman se entregó sin condiciones. Además, la sabiduría del gran Cardenal, una vez declarado santo, resultará de una ayuda aún mayor si se concreta, como varios papas han anticipado, que sea nombrado Doctor de la Iglesia.
Todo esto lo esperamos con un gozo nuevo, con el humilde agradecimiento al Señor por esta canonización que podremos vivir y contemplar con nuestros ojos.
Al beato (y futuro santo) encomendamos nuestra Asociación Amigos de Newman en Argentina, que cumplirá 29 años el próximo 27 de septiembre, es decir, que coincidentes con la canonización estaremos viviendo ya nuestro 30º aniversario. ¡Qué don impensado y bendición singular a nuestra amistad común y la obra que hemos podido realizar en estos años!
Que John Henry Cardenal Newman nos siga acompañando en adelante. Él lo pedía al Señor con aquellos versos orantes “Lead kindly Light; lead to me on” (Guíame Luz bondadosa, guíame adelante), y nosotros pedimos lo mismo al Señor. Pero también podemos pedírselo a él con las mismas palabras, porque es una luz bondadosa, y un guía seguro, y porque se ha cumplido en él lo que le pedía al Señor en aquella oración que todos conocemos: Quédate conmigo, Señor, y entonces comenzaré a brillar como Tú, brillar para ser luz para otros. La luz, oh Jesús, vendrá toda de Ti; nada de ella será mío ni mérito mío. Serás Tú quien brille a través mío sobre los otros. Esto es exactamente lo que ha ocurrido, y que ahora la Iglesia reconoce de modo universal.
Somos todos Amigos de un Santo.
¡Felices Pascuas!

Cronología